Apoyarse dos veces en la misma piedra

En el último #RetiroDeDATA, cuando estábamos repasando los proyectos del año, la cantidad de usuarios/as, etc., nos pusimos a pensar que la mayoría de nuestros proyectos tienen una importante continuidad en el tiempo, pero más allá de simplemente «sobrevivir», tienen mejoras iterativas (versiones), que los van puliendo y reforzando.

¿Y porqué eso puede ser sorprendente? Bueno, el ámbito de la tecnología cívica no es exactamente un estandarte de la sostenibilidad a largo plazo. Muchos proyectos que nacen alrededor de un evento (ej. hackatón) o un incentivo fuerte (ej. desastre natural) tienden a no ver mucha atención luego de publicados, siempre está el temor a usar datos abiertos que se dejen de publicar, o tener una organización aliada que cambie de prioridades, el financiamiento es limitado y una larga lista de «etcéteras».

Tanto es así, que desde quienes impulsan al ecosistema de tecnología cívica como el Fondo ALTEC de AVINA y Luminate, la sostenibilidad a largo plazo de los proyectos y las alianzas, se toman como puntos clave en su Teoría del Cambio.

Así que nos pareció que valía la pena pensar un poco sobre ésto, tratar de identificar por qué y cómo logramos eso y compartir esa reflexión con otras personas que puedan tener interés en éstos temas.

El panorama

De todas las herramientas que hemos hecho (13), la mayoría están activas (11) y la mayoría -de las activas, pero también absoluta- tiene más de una versión, o se está trabajando ahora en una nueva (7).

La imagen intenta visualizar la continuidad en el tiempo e interconexiones de los proyectos que tienen múltiples o replicaciones (dejando afuera replicaciones independientes como el caso de ATuServicio Bogotá, por no depender de nuestro trabajo, socios, etc.).

De la visualización se desprende también que en promedio, los proyectos tienen una nueva versión cada tres años (casi exacto, según nuestros cálculos). Más allá de ser un promedio, se puede ver en la gráfica que efectivamente, los bloques de aproximadamente tres años son muy comunes.

Esa cantidad de tiempo se debe a una combinación de oportunidades que no dependen de nosotros (ej. el contacto de CEMPRE con la propuesta de renovar el DondeReciclo.com.uy original) y la inquietud de no dejar estancadas ideas en las que creemos sigue habiendo potencial (ej. QueSabes.uy, ATuNombre.uy, DondePinta.uy).

Relaciones a largo plazo

Los casos de la gráfica que aún no nombramos, ilustran perfectamente un tercer factor; el trabajo estratégico a largo plazo con organizaciones aliadas, siendo el caso de ATuServicio.uy (MSP) y DerechosDelEstudiante.edu.uy (UNICEF, CES).

Si estás leyendo ésto probablemente ya hayas escuchado el discurso de cómo el 100% de nuestros proyectos se basan en asociarse con aliados estratégicos que son expertos en el tema, mientras DATA aporta su experticia en tecnología cívica, usabilidad, etc., así que vamos a ahorrárnoslo 😉. Pero el punto es que la colaboración es clave para nuestro trabajo y también es clave para mantener a los proyectos vivos y avanzar de forma iterativa.

Un proyecto alimenta otro proyecto

La retroalimentación entre proyectos es muy obvia en las replicaciones como PorMiBarrio.uy. Lo hecho en Montevideo nos permite llevarlo a los Municipios de Costa Rica, esa experiencia y el desarrollo de backend para municipios pequeños se refleja en Rivera y todas las mejoras en el camino terminan a su vez alimentando a Montevideo.

Pero menos obvio es que no sólo el código, sino lo que se aprende en un proyecto, nos incentiva a volver a otro e incorporar mejoras. Las líneas que conectan distintos proyectos de la imagen, intentan mostrar eso.
Sin los aprendizajes del desarrollo de la app de PorMiBarrio.uy, rehacer DondeReciclo.com.uy (que usando Ionic, es web y app) hubiese sido mucho más complejo.
Y una vez que tuvimos DondeReciclo.com.uy funcionando, las limitaciones de DondePinta.uy (funcionalmente muy similar) nos retumbaban en la cabeza como muñeco de mono con platillos, así que reusamos ese código…

homer brain GIF
Así estábamos.

En términos más generales aún, otro factor fue el uso de Drupal como backend de proyectos, que comenzó con Centros Promotores de Derechos, pero que hoy es la elección para todas las herramientas que estamos desarrollando en este momento.

Conclusiones

Hay algo en la elección de temas para los proyectos, que juega a favor de esta sostenibilidad en el tiempo. Siempre decimos que una de las libertades que nos da DATA siendo una ONG y parcialmente voluntaria es trabajar sólo en lo que queremos, y quizás ahí esté la clave.

Por otro lado, es gracias a las alianzas que los proyectos se sostienen en el tiempo y son muchas veces esas mismas organizaciones que nos impulsan a mejorar. Quizás deberíamos combinar eso con el hallazgo de que tres años suele ser la vida promedio de una versión de un proyecto, e incorporar en las agendas de trabajo anuales, el pensamiento estratégico junto a organizaciones aliadas, para proyectos que llegan a ese tiempo.

Finalmente, es importante balancear que cuando hablamos de mejoras -exactamente igual que cuando hablamos de generar proyectos nuevos- la parte técnica es sólo una parte del todo, no iteramos para mejorar la eficiencia del código o la velocidad de la herramienta, sino para brindar mejores servicios en base a aprendizajes, nuevas posibilidades y nuevas ambiciones.