Dia 3: Ciudades Abiertas y el sueco comediante

En el tercer día en Helsinki, el sol ha salido en Finlandia pero la mayoría de la acción se da en el auditorio del OKFest. Durante la primera parte del día, una serie de charlas inspiradoras han capturado la atención del público. De particular importancia para América Latina y Uruguay ha sido la de Tiago Peixoto, experto en gobierno abierto del Banco Mundial. Peixoto se focalizó en la importancia de la circulación de la información pública y la generación de espacios en las ciudades. Mostrando una serie de ejemplos de presupuesto participativo en varias ciudades de Brasil, Peixoto demuestra como con la tecnología correcta y las comunidades comprometidas, puede haber más participación, mejores decisiones y mejor calidad de vida en nuestras ciudades.

En esa misma línea, la tarde continuó con una serie de discusiones y ejemplos de cómo varias iniciativas están haciendo nuestras ciudades más abiertas. Desde el caso norteamericano Open311 y pasando por los emprendedores servidores públicos holandeses, las ciudades enfrentan desafíos comunes pero pocas veces comparten lo que hacen. El desafío de lograr estándares comunes, coordinación de iniciativas y mayor eficiencia en la gestión son ejes principales en las charlas.

También ha sido crucial el debatir sobre el uso de estándares de software abierto o libre (el término no es equivalente) y cómo lograr que las ciudades adopten estas tecnologías. El hecho de que hasta  investigadores de IBM sugieran que el tiempo del software propietario ha pasado, indica que los tiempos van cambiando.

El final estuvo reservado para la estrella de rock, el profesor sueco en salud y hombre de estadística Hans Rosling, conocido por su proyecto GapMinder. A sala llena, Rosling desplegó carisma, sinceridad brutal, stand up y uso magistral de visualizaciones simples de las estadísticas (¡que incluyó el uso de papel higienico!) para demostrar los desafíos del mundo contemporáneo, desde la elevada deuda de EE.UU., hasta las «charlas de almohada» (Rosling dixit) de las parejas a lo largo del mundo.

[quote style=»boxed» float=»right»]Los datos permiten contar mejores historias, pero no son la historia en sí misma.[/quote]El objetivo de sus múltiples despliegues retóricos era claro: derribar los mitos que todavía perduran en nuestras mentes y que -los datos indican- no existen. El mundo de Rosling es un mundo de datos pero que son intepretados para cobrar sentido. A diferencia de la fascinación que algunos cientistas sociales exhiben por buscar correlaciones estadísticas donde aún no es posible establecerlas, Rosling sostiene que los datos permiten contar mejores historias pero no son la historia en si misma.

Es imposible capturar en un sólo post todo lo que ha venido pasando, pero afortunadamente todo se encuentra disponible en línea aquí para que pueda ser visto. Al cierre de este artículo, el equipo de D.A.T.A. dejaba Helsinki para continuar con sus respectivos trabajos y en las  próximas semanas, seguiremos subiendo videos y más información sobre el evento.

Día 2: Democracias abiertas

En Helsinki diluvia (parece que en Uruguay también) pero no solo agua, sino ideas dentro del Aalto University Media Factory. La línea temática Democracia abierta y movimientos ciudadanos ha nucleado iniciativas que exploran el uso de las tecnologías de la información para lograr mayor participación ciudadana para mejorar y consolidar procesos democráticos. Las herramientas presentadas prometen permitir a la gente comunicarse de forma más eficaz, encontrarse en temas comunes  y actuar de manera colectiva, de formas creativas.

Desde  el laboratorio de IBM han comenzado a realizar experimentos para visualizar las leyes del Congreso norteamericano, permitiendo mejorar la búsqueda de leyes presentadas y aprobadas por los congresistas de forma sencilla, basada en la preferencias y criterios de los usuarios.

En Holanda, el proyecto Commons EU promete aportar a mejorar los servicios en las ciudades, orquestando la colaboración entre los gobiernos municipales, los programadores y los ciudadanos. Siguiendo el modelo de Code for America, comparten herramientas para enfrentar problemas similares en diversas ciudades de Europa.

La fábrica de la ley (La fabrique de  la loi) es una iniciativa conjunta de Regards Citoyens y la Science Po de Paris que apunta a mapear y transparentar los procesos legislativos, al interior del Parlamento francés. El proyecto promete hacer un seguimiento exhaustivo de los procesos de enmiendas legislativas, siguiendo un modelo similar a github. Si funciona se trata posiblemente de una forma clara de saber como algunos monstruosos artículos, terminan en ciertas leyes, y quien ha sido responsable de eso.

En el mismo sentido, desde una perspectiva de cómo se usa el dinero publico, el panel el dinero y los muchos (algo así como el dinero y la gente) mostró una serie de iniciativas a nivel global para entender ciertos números de los gobiernos. Desde el conocido caso de Fundar en México sobre el uso de subsidios a la agricultura, pasando por budgeting una página que mapea el uso del dinero público en Nigeria pasando por el proyecto de la Universidad de São Paulo Cuidando do meu Barrio, que propone mapear cómo la municipalidad de São Paulo distribuye el dinero.

También hubieron discusiones muy buenas acerca de lo que implica trabajar colaborativamente a nivel Open Source, los desafíos y riesgos para organizaciones de la sociedad civil.

Artículo elaborado por Fabrizio Scrollini y Mariana Más, con altos niveles de mateina y pocas horas de sueño.