Día 2: Democracias abiertas

En Helsinki diluvia (parece que en Uruguay también) pero no solo agua, sino ideas dentro del Aalto University Media Factory. La línea temática Democracia abierta y movimientos ciudadanos ha nucleado iniciativas que exploran el uso de las tecnologías de la información para lograr mayor participación ciudadana para mejorar y consolidar procesos democráticos. Las herramientas presentadas prometen permitir a la gente comunicarse de forma más eficaz, encontrarse en temas comunes  y actuar de manera colectiva, de formas creativas.

Desde  el laboratorio de IBM han comenzado a realizar experimentos para visualizar las leyes del Congreso norteamericano, permitiendo mejorar la búsqueda de leyes presentadas y aprobadas por los congresistas de forma sencilla, basada en la preferencias y criterios de los usuarios.

En Holanda, el proyecto Commons EU promete aportar a mejorar los servicios en las ciudades, orquestando la colaboración entre los gobiernos municipales, los programadores y los ciudadanos. Siguiendo el modelo de Code for America, comparten herramientas para enfrentar problemas similares en diversas ciudades de Europa.

La fábrica de la ley (La fabrique de  la loi) es una iniciativa conjunta de Regards Citoyens y la Science Po de Paris que apunta a mapear y transparentar los procesos legislativos, al interior del Parlamento francés. El proyecto promete hacer un seguimiento exhaustivo de los procesos de enmiendas legislativas, siguiendo un modelo similar a github. Si funciona se trata posiblemente de una forma clara de saber como algunos monstruosos artículos, terminan en ciertas leyes, y quien ha sido responsable de eso.

En el mismo sentido, desde una perspectiva de cómo se usa el dinero publico, el panel el dinero y los muchos (algo así como el dinero y la gente) mostró una serie de iniciativas a nivel global para entender ciertos números de los gobiernos. Desde el conocido caso de Fundar en México sobre el uso de subsidios a la agricultura, pasando por budgeting una página que mapea el uso del dinero público en Nigeria pasando por el proyecto de la Universidad de São Paulo Cuidando do meu Barrio, que propone mapear cómo la municipalidad de São Paulo distribuye el dinero.

También hubieron discusiones muy buenas acerca de lo que implica trabajar colaborativamente a nivel Open Source, los desafíos y riesgos para organizaciones de la sociedad civil.

Artículo elaborado por Fabrizio Scrollini y Mariana Más, con altos niveles de mateina y pocas horas de sueño.

 

Showing 3 comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*