Día 2: Democracias abiertas

En Helsinki diluvia (parece que en Uruguay también) pero no solo agua, sino ideas dentro del Aalto University Media Factory. La línea temática Democracia abierta y movimientos ciudadanos ha nucleado iniciativas que exploran el uso de las tecnologías de la información para lograr mayor participación ciudadana para mejorar y consolidar procesos democráticos. Las herramientas presentadas prometen permitir a la gente comunicarse de forma más eficaz, encontrarse en temas comunes  y actuar de manera colectiva, de formas creativas.

Desde  el laboratorio de IBM han comenzado a realizar experimentos para visualizar las leyes del Congreso norteamericano, permitiendo mejorar la búsqueda de leyes presentadas y aprobadas por los congresistas de forma sencilla, basada en la preferencias y criterios de los usuarios.

En Holanda, el proyecto Commons EU promete aportar a mejorar los servicios en las ciudades, orquestando la colaboración entre los gobiernos municipales, los programadores y los ciudadanos. Siguiendo el modelo de Code for America, comparten herramientas para enfrentar problemas similares en diversas ciudades de Europa.

La fábrica de la ley (La fabrique de  la loi) es una iniciativa conjunta de Regards Citoyens y la Science Po de Paris que apunta a mapear y transparentar los procesos legislativos, al interior del Parlamento francés. El proyecto promete hacer un seguimiento exhaustivo de los procesos de enmiendas legislativas, siguiendo un modelo similar a github. Si funciona se trata posiblemente de una forma clara de saber como algunos monstruosos artículos, terminan en ciertas leyes, y quien ha sido responsable de eso.

En el mismo sentido, desde una perspectiva de cómo se usa el dinero publico, el panel el dinero y los muchos (algo así como el dinero y la gente) mostró una serie de iniciativas a nivel global para entender ciertos números de los gobiernos. Desde el conocido caso de Fundar en México sobre el uso de subsidios a la agricultura, pasando por budgeting una página que mapea el uso del dinero público en Nigeria pasando por el proyecto de la Universidad de São Paulo Cuidando do meu Barrio, que propone mapear cómo la municipalidad de São Paulo distribuye el dinero.

También hubieron discusiones muy buenas acerca de lo que implica trabajar colaborativamente a nivel Open Source, los desafíos y riesgos para organizaciones de la sociedad civil.

Artículo elaborado por Fabrizio Scrollini y Mariana Más, con altos niveles de mateina y pocas horas de sueño.

 

Breves: primer día del OKFestival

1:30 a.m., noche fría y lluviosa en la capital finesa (nadie esperaba otra cosa). La agenda ha sido frenética y nuestros recursos (principalmente la falta de acceso a yerba mate a discreción) limitados. Así que  les dejo 12 puntos relevantes de este primer día sin demasiada reflexión.

  1. La cancha: Treinta y tres países presentaron donde se  encuentran parados en materia de datos abiertos, dentro del contexto de la Alianza para el Gobierno Abierto. Hay de todo,  desde países que no tienen leyes de acceso a la información a los (siempre ejemplares, pero bastante humildes) países nórdicos.
  2. Uruguay: Expuse sobre el proceso que se ha llevado adelante coordinado por AGESIC junto con varios actores del mundo académico, la IM y otros organismos del Estado. Lo bueno es cómo se ha gestado, la seriedad del proceso, y los primeros pasos que se han dado. Uruguay en materia de datos abiertos viene haciendo las cosas bien y hay que decirlo.
  3. Uruguay II: Pero Gobierno abierto no es solo datos abiertos. También requiere de acceso a la información, participación  y rendición de cuentas. Ahí la situación uruguaya es distinta, y debe mejorar. La actual situación de la Unidad de Acceso a la Información Pública (sin funcionar por renuncia de uno de sus integrantes) debe cambiar.
  4. Reiterando el punto 3: Gobierno Abierto no es solo Datos Abiertos. El consenso general es que si bien los datos son importantes, eso no cambia necesariamente cómo funcionan los gobiernos, o participa la ciudadanía.  Tampoco son una receta mágica, para resultados inmediatos.  En este buen post Rufus Pollock de OKFN analiza este problema.
  5. Gobierno abierto no es solo el Poder Ejecutivo.  Faltan a la mesa otros Poderes y organismos como el Legislativo y el Judicial. El lanzamiento de una declaración de parlamentos abiertos (que desde DATA apoyamos) prueba que se puede y debe mejorar.
  6. ¿Que es Gobierno Abierto? Por la positiva, si bien todos pensamos que el Gobierno Abierto es algo noble, no esta muy claro qué es. Desde la sociedad civil ha nacido el proyecto Estándares de Gobierno Abierto tratando de dar respuesta (parcial) a qué decimos cuando decimos gobierno abierto. Como menciona Helen Darbishire de Access Info,  muchos planes de Gobierno Abierto han presentado ideas innovadora sobre como mantener limpias las playas (Malta), o facilitar el matrimonio de mujeres embarazadas (Armenia) . Claramente lo anterior tiene poco que ver con gobierno abierto. Hay situaciones menos obvias, que igual indican que la agenda (y el concepto) no es todavía muy claro.
  7. ¿Donde está el  uso? Existe una tensión natural entre dar a la gente lo que la gente quiere y construir iniciativas de largo plazo y sin utilidad inmediata. Como en la fabula de los picapedreros de Charles Peguy (donde sólo un albañil sabía que no solo picaba piedra, sino que construía una catedral) la tensión para los gobiernos, activistas y organizaciones que apoyan estas actividades es entre mostrar resultados inmediatos y resultados de largo plazo.
  8. ¿ Cuál es el costo del status quo o cerrar la información? Un punto interesante narrado con evidente frustración por varios entusiastas de los datos abiertos y la transparencia es que forzados a discutir su política, el pedido de evidencia es abrumador. Como ha referido Martin Tisne, la pregunta adecuada tal vez sería cual es el costo de mantener el actual estado de las cosas. Para muestra, un botón: los primeros usuarios (frustrados) por algunos problemas inciales del proyecto openspending de la OKFN, eran servidores públicos del Ministerio de Economía Británico.
  9. ¿Donde están las ciudades? Es interesante que las ciudades hayan sido grandes protagonistas de la movida de opendata en el festival, notoriamente por las aplicaciones vinculadas al transporte público. Pero aún hay más (mucho más) por hacer.
  10. ¿ Se hace dinero con los Datos Abiertos? No es, por ahora tan claro. Muchas discusiones se dan sobre que modelo de negocios (y ética) deberían seguir nuevas empresas basadas en Datos Abiertos. La Unión Europea apuesta dentro de un marco de trabajo más amplio a que su política de Datos Abiertos ayude al crecimiento ecónomico de la región.
  11. ¿ Se hace periodismo distinto con datos abiertos? Si, muy distinto como lo atestiguan varios casos a nivel internacional. Introduce evidencia y mejores historias. La naturaleza del trabajo sigue siendo la misma, pero la forma de trabajar en las oficinas cambia drámaticamente.
  12. ¿Cómo interactuan los actores trabajando en este tema? No es novedad que la interacción entre organizaciones más tradicionales y las  organizaciones con más foco en las nuevas tecnologías deben aceitarse. El asunto es el cómo. Se necesitan puentes y se necesitan rápido, en el sector público y la sociedad civil.

Para ser justos habían muchos más temas y este post no le hace toda la justicia al evento. Pero  a través de videos, tweets y ésta clase de posts esperamos compartir con todos, parte de lo que estamos viviendo.

Mañana sigue el Festival, y los canales de transmisión están abiertos para seguir en vivo el evento.